NOTICIAS

MELASMA: Manchas hormonales

14-Oct-2014

El melasma es un trastorno muy frecuente de la pigmentación cutánea, que se caracteriza por la aparición de manchas marronáceas en zonas fotoexpuestas de la cara (frente, labio, mejillas), cuello, escote y antebrazos. Se debe a la presencia de melanocitos biológicamente más activos en la piel dañada. Suele relacionarse con la toma de anticonceptivos orales, y también con el embarazo (de ahí su nombre “paño del embarazo”). No obstante, hay personas predispuestas en las que el melasma puede durar años.


Observamos varios factores de riesgo para el melasma: la exposición solar (factor de riesgo más importante), factores genéticos, factores hormonales como alteraciones tiroideas y la gestación, la toma de algunos fármacos como los anticonceptivos orales, así como otros fármacos fotosensibles, algunos cosméticos, etc.



Para diagnosticar el melasma los dermatólogos nos basamos en criterios clínicos y dermatoscópicos. Además, para observar la profundidad del pigmento nos es muy útil la luz de Wood. Con ésta identificamos si el melasma es epidérmico (superficial), dérmico (profundo) o mixto.

Respecto al tratamiento del melasma cabe decir que la primera medida y más importante es evitar la exposición solar de forma estricta. Deberían utilizarse a diario fotoprotectores de amplio espectro, sobre todo en verano, o bien cremas hidratantes de día y maquillajes con factor de protección solar alto. También son recomendables la toma de betacarotenos durante los meses de verano y el uso habitual de sombreros, gorras, etc.

Entre los tratamientos tópicos que destacan por su efectividad se encuentran compuestos como la Hidroquinona, los retinoides, o el ácido azelaico, entre otros…, sólos o bien combinados en fórmula magistral. Su principal inconveniente es la irritación local que producen. En el momento actual, la combinación de hidroquinona, retinoide y corticoide tópico, se considera la más efectiva para el tratamiento del melasma (fórmula de Kligman).

Los peelings de ácido glicólico en concentraciones crecientes pueden ser útiles como terapia añadida a los tratamientos tópicos, especialmente si se emplea hidroquinona en las dos semanas previas.






La terapia con láser fraccional parece la más prometedora para el tratamiento del melasma, aunque al igual que con los peelings, existe riesgo de hiperpigmentación postinflamatoria.



En el Centro Dermatológico Dermabia proponemos el uso de terapias combinadas en todos nuestros pacientes resaltando por su eficacia: la fotoprotección oral y tópica, los despigmentantes tópicos en formulación magistral, así como el láser de erbio fraccionado (Láser Pixel) para los melasmas más rebeldes y profundos.

[+] Volver al listado de Noticias

NOTICIAS

0
OCTUBRE:

DERMABIA SOCIAL

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de nuevas ofertas y noticias interesantes.

 

SUSCRIPCIÓN A BOLETÍN

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de las últimas noticias de Dermabia.

Introduce el correo electrónico:

Se necesita un email válido.Email no válido.

CONTACTO

C/ San Vicente Mártir 4, 1º A
50008 Zaragoza

976 220 141

PERTENECEMOS A:

Dermus - Asociación de clínicas privadas de DermatologíaAEDV - Academia Española de Dermatología y VenereologíaSección

COMPAÑÍAS CONCERTADAS