NOTICIAS

DERMATITIS ATÓPICA INFANTIL

04-Feb-2015

CONSEJOS PARA CONTROLAR LA DERMATITIS ATÓPICA DE LOS PEQUES



La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, que cursa con brotes periódicos de rojez, picor y descamación en distintas zonas del cuerpo. Además, suele acompañarse de sequedad importante.
 

Ocurre con más frecuencia durante la lactancia y mejora conforme el niño se va haciendo mayor, remitiendo generalmente hacia la adolescencia. Aunque la dermatitis atópica es de origen endógeno (genético-hereditario), hay factores desencadenantes, como los cambios bruscos de temperatura (frío, humedad, calor excesivo...), algunos alimentos (leche, huevos, chocolate, cacahuetes, algunos colorantes, cítricos...), el contacto con mascotas y algunas infecciones (catarros, gastroenteritis, etc), entre otros. La dermatitis atópica puede llegar a afectar la calidad de vida del niño y de la propia familia. La sensación de picor a veces es tan intensa, que puede ocasionar problemas de insomnio, ansiedad e irritabilidad. Por ello, es muy importante mantener unos hábitos diarios y una rutina en cuanto a cuidados de la piel se refiere, en los niños atópicos.


• Debemos mantener todo el tiempo la piel del niño muy hidratada, gracias al uso de cremas, lociones y bálsamos específicos para piel atópica (a ser posible de parafarmacia y sin perfumes). En los niños pequeños, las aplicaremos en masaje circular para favorecer su penetración, sin olvidar calentarla un poquito antes con nuestras manos para que al niño le resulte agradable su aplicación. A los niños mayores, debemos enseñarles a ser autónomos y que ellos mismos aprendan a masajear la crema sobre su cuerpo (especialmente brazos y piernas). Debemos explicarles la importancia de mantener la piel hidratada para evitar los temidos brotes.


Podemos bañar todos los días a los peques siempre que se mantengan unas normas básicas. El baño no debe exceder de 15-20 minutos, el agua debe estar templada y siempre debemos utilizar productos de higiene de tipo emolientes. Son aconsejables los jabones “sin jabón” tipo syndet y los aceites de ducha. El champú lo usaremos siempre al final del baño para que la piel no permanezca mucho tiempo en contacto con él. La cabecita no es necesario lavarla todos los días (2 días por semana serían suficientes). Tras finalizar el baño y todavía con la piel húmeda, daremos un masaje “reconfortante” con un poco de aceite por todo el cuerpo (serviría el de oliva). Envolveremos al niño con la toalla y tras 2 minutos secaremos sin frotar. Después, aplicaremos la crema hidratante. Si un día no bañamos al niño, debemos aplicar igualmente la crema hidratante. Nunca echaremos colonia directamente en la piel del niño. Si queremos perfumarlo, daremos unos toquecitos en su ropita.
Los niños más mayores, sobre todo si hacen deporte al aire libre o bien natación, el baño y la hidratación cobran aún más importancia. Deberían ir a continuación de finalizar la actividad deportiva, siendo más recomendable en ellos la ducha.


• En cuanto a las prendas de ropa, son más aconsejables las prendas de algodón y que transpiren. Deben evitarse las lanas y tejidos sintéticos, sobre todo en los más pequeñines. Tampoco debemos abrigar en exceso a los niños para evitar que suden, ya que el propio sudor les causa verdaderas irritaciones. Además, cortaremos siempre las etiquetas para que no produzcan roces ni dermatitis en el cuello. En los niños mayores, sobre todo los que hacen deporte al aire libre, hay que tener cuidado cuando usan ropas térmicas en invierno, ya que son perfectas para aislarlos del frío pero a veces les retienen el sudor en la piel de tal manera, que les causan tremendos brotes de atopia. Por ello, estas prendas deberían utilizarse exclusivamente cuando realicen la actividad deportiva y no mantenerlos con ellas mucho más tiempo. En general, debemos lavar la ropa (con productos hipoalergénicos y sin fragancias) siempre antes de estrenarla, ya que muchas marcas utilizan sustancias conservantes en sus cajas de embalaje que pueden provocar irritaciones en las pieles más sensibles.


• Debemos extremar el cuidado e higiene de las uñas, ya que los niños atópicos tienden a rascarse con frecuencia la piel. Cuando sean chiquititos, cortaremos las uñas rasas para que no puedan hacerse daño e incluso les protegeremos las manitas con guantes de algodón durante la noche. A los niños mayores, debemos explicarles la importancia de evitar el rascado ya que pueden provocarse excoriaciones en la piel con el consiguiente riesgo de sobreinfección bacteriana y diseminación de la dermatitis. Debemos animarles a que cuando tengan la sensación de picor intensa, se acaricien e incluso pellizquen suavemente la piel a ser posible con algo de crema hidratante.


En verano, protegeremos a los niños del sol con ropas ligeras que permitan la transpiración y a su vez protejan del sol. Usaremos a diario fotoprotectores en crema (preferible de parafarmacia) para edad pediátrica. Debemos evitar la exposición de los niños a temperaturas muy altas y los hidrataremos adecuadamente. Si el niño tiene brote de dermatitis, es preferible que no se bañe en la piscina para evitar el daño del cloro en la piel. Es más aconsejable en estos casos, la inmersión en agua del mar siempre y cuando no presente abundantes excoriaciones por rascado, ya que podrían sobreinfectarse. Después de terminar las “actividades acuáticas”, siempre ducha o baño y posterior hidratación con loción o crema.


La dermatitis atópica es una enfermedad complicada y debemos entender papás y médicos que a veces por muchos cuidados y medidas que tomemos, no siempre evitaremos el desencadenamiento de los brotes.
No obstante, contamos con fármacos estupendos que nos ayudan a reducir y controlar los brotes. Gracias a fármacos como los corticoides, antihistamínicos, antibióticos y otros inmunomoduladores podemos ofrecer un buen control de sus síntomas y por tanto una buena calidad de vida a nuestros pacientes.




Dra. Cristina Lázaro Trémul
Dermatóloga titular del Centro Dermabia

[+] Volver al listado de Noticias

NOTICIAS

DERMABIA SOCIAL

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de nuevas ofertas y noticias interesantes.

 

SUSCRIPCIÓN A BOLETÍN

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de las últimas noticias de Dermabia.

Introduce el correo electrónico:

Se necesita un email válido.Email no válido.

CONTACTO

C/ San Vicente Mártir 4, 1º A
50008 Zaragoza

976 220 141

PERTENECEMOS A:

Dermus - Asociación de clínicas privadas de DermatologíaAEDV - Academia Española de Dermatología y VenereologíaSección

COMPAÑÍAS CONCERTADAS