NOTICIAS

¿QUÉ SON LOS MOLUSCOS?

06-May-2015

La infección por Moluscum contagiosum, se trata de una infección viral producida por un virus de la familia de los Poxvirus que se caracteriza por la aparición de pequeños “granitos” blanquecinos en la piel, comúnmente llamados Moluscos.





Forma de contagio

La forma de contagio suele ser por contacto directo con otra persona que los padezca. Generalmente el virus contenido en los “granitos” sale al exterior a través de un roce o rascado y se inocula en la piel de otra persona. Esa transmisión es favorecida por la presencia de pequeñas puertas de entrada o rasguños en la epidermis.

Es una infección común de la infancia, siendo frecuente que aparezcan más casos donde hay mayor número de niños como en guarderías, colegios o piscinas. No obstante, también puede darse en jóvenes y adultos, la mayor parte por contacto íntimo y sexual. El virus se puede diseminar a través del contacto con ropas (toallas, ropa interior) y objetos contaminados (juguetes, cuchillas de afeitar, etc).


Síntomas

Los moluscos son pequeñas lesiones papulosas de color blanquecino “perlado” de 2-5 mm de diámetro, en cuya superficie se observa una pequeña umbilicación central. Las pápulas de los moluscos contienen en su interior un material blanquecino consistente, en el que se encuentran las múltiples partículas víricas (son como pequeñas “bolitas blancas”).

En ocasiones debido al rascado, los moluscos pueden mostrar cambios inflamatorios alrededor, como eritema e incluso costra. Los moluscos son indoloros salvo que muestren signos de sobreinfección bacteriana. Tampoco es infrecuente observar una dermatitis en la piel dónde asientan.

Las lesiones pueden presentarse aisladas, aunque lo más frecuente es que aparezcan en grupos e incluso diseminadas por el cuerpo. Respeta en general, palmas, plantas y mucosas. En los adultos, las lesiones se observan con mayor frecuencia en los genitales, pubis, abdomen y la cara interna de los muslos.


Pruebas y exámenes

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, siendo fácil su reconocimiento para el dermatólogo. En casos excepcionales (localizaciones especiales, lesiones gigantes únicas) en los que el diagnóstico pueda ser dudoso, puede confirmarse mediante biopsia de piel.

Sería recomendable indagar en algunos casos enfermedades de transmisión sexual (ETS), especialmente en jóvenes que hayan mantenido relaciones de riesgo. De la misma manera, es recomendable indagar en casos muy concretos “con alta sospecha” de niños con lesiones en la zona genital-anal, historia de abuso sexual.


Tratamiento

En personas sanas la infección desaparecería por sí sola en meses o años, no obstante es recomendable poner tratamiento cuanto antes para evitar su diseminación y propagación a otras personas.
La técnica más empleada (por rapidez y eficacia) para erradicar los moluscos, es el Curetaje. Consiste en raspar las lesiones mediante una cureta (cucharita cortante) para extraer el material vírico. Esta técnica es ligeramente molesta especialmente para los niños, por lo que se recomienda aplicar una crema anestésica previamente a la extracción. Así el tratamiento resulta indoloro. Inmediatamente tras el Curetaje, quedan pequeñas heriditas que enseguida curan mediante la formación de costra, sin dejar cicatriz.

Otras técnicas a utilizar son la Crioterapia con nitrógeno líquido, la estrangulación con pinza quirúrgica, la Electrocirugía, etc
En casos de lesiones múltiples y diseminadas, o por ejemplo, en niños que tengan “miedo” a estas técnicas, podemos utilizar fármacos tópicos como las soluciones de KOH, Cantaridina o cremas con Imiquimod entre otros, que gracias a su poder irritante favorecen la apertura del molusco. Tampoco es desdeñable señalar el buen resultado que obtenemos en estos casos, al utilizar fórmulas magistrales con aceite de árbol de té, junto con preparados homeopáticos.


Pronóstico

Las lesiones del molusco contagioso pueden persistir desde unos pocos meses hasta unos cuantos años sin tratamiento. Desaparecen sin dejar cicatriz a menos que sufran una sobreinfección bacteriana importante.
Cuando ponemos tratamiento curan generalmente en unos 5-15 días según la técnica empleada. No obstante, la tendencia del molusco es a la recurrencia durante unos meses. Por ello, el paciente que padece moluscos suele precisar varias visitas al dermatólogo (incluso durante un año, sobre todo niños atópicos).


Consejos de prevención

Si nuestro pequeño tiene moluscos, es recomendable, informar al colegio o guardería de la infección, para que los demás papás revisen a sus niños y se ponga remedio cuanto antes. No es bueno ocultarlo ya que nos perjudicamos entre todos. Por otra parte, tampoco hay que aislar al niño afectado ya que no es una enfermedad con repercusión para la salud. Pero sí debemos poner solución y frenar la propagación del virus.

No es aconsejable compartir ropas ni toallas con otras personas, especialmente cuidaremos entre miembros de la misma familia si alguno está afectado.

Debe evitarse la depilación de zonas de piel con moluscos, o bien a lo sumo, utilizar cuchillas desechables para evitar su diseminación y sobreinfección.

Es aconsejable ducharse siempre tras realizar actividades deportivas en piscinas o gimnasios, no solo por higiene sino también para evitar infecciones como los moluscos, los hongos y las verrugas (preferible ducharse con chanclas).

Sería recomendable evitar tener relaciones íntimas con personas con moluscos. Y además tener en cuenta que el preservativo no protege de la infección, ya que el virus puede estar en zonas no protegidas como las ingles o el pubis. No obstante, en caso de mantener relaciones con personas con moluscos es conveniente ducharse inmediatamente después y estar atentos de un posible contagio.


Dra. Cristina Lázaro Trémul
Dermatóloga titular del Centro Dermabia.

[+] Volver al listado de Noticias

NOTICIAS

0
OCTUBRE:

DERMABIA SOCIAL

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de nuevas ofertas y noticias interesantes.

 

SUSCRIPCIÓN A BOLETÍN

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de las últimas noticias de Dermabia.

Introduce el correo electrónico:

Se necesita un email válido.Email no válido.

CONTACTO

C/ San Vicente Mártir 4, 1º A
50008 Zaragoza

976 220 141

PERTENECEMOS A:

Dermus - Asociación de clínicas privadas de DermatologíaAEDV - Academia Española de Dermatología y VenereologíaSección

COMPAÑÍAS CONCERTADAS