NOTICIAS

QUÉ ES LA PSORIASIS INVERTIDA

22-Ene-2016

La psoriasis invertida también conocida como psoriasis flexural o intertriginosa, se llama así a la psoriasis con tendencia a afectar de forma casi exclusiva a los pliegues corporales como las axilas, las ingles, las orejas, los pliegues inframamarios, los genitales, el ombligo y el pliegue interglúteo, entre otros.

Es relativamente poco común, suponiendo entre el 2% y el 6% de todos los casos de psoriasis.


La psoriasis invertida cursa con placas de color rojo salmón, bien delimitadas, que se hacen frecuentemente eccematosas, húmedas y con fisuras. La descamación es leve. Las lesiones de estas localizaciones, debido a la transpiración, la maceración y la fricción a la que son sometidas, pueden crecer y transformarse en placas exudativas que escuecen y pican. El sobrepeso, el sudor, la humedad y el roce empeoran habitualmente las lesiones.

Muchos casos de personas con picor y enrojecimiento en los genitales podrían tener psoriasis invertida, y no haber sido diagnosticados. Puede confundirse con una mera irritación de la zona. Suele cursar en forma de brotes recurrentes y en ocasiones puede alargarse en el tiempo, resultando una patología muy molesta para la persona que la padece.
En ocasiones, estas lesiones se contaminan con gérmenes de la piel como hongos y bacterias que complican algo más la enfermedad.
Por ello es importante, ante la mínima sospecha acudir al dermatólogo para que emita un diagnóstico de certeza y una pauta terapéutica adecuada.

Tratamiento


El tratamiento de la psoriasis invertida requiere medidas y medicamentos potentes y eficaces y que a la vez sean suaves, poco irritantes y bien tolerados. Además es conveniente evitar la humedad en los pliegues, mantener esa piel bien seca y facilitar la transpiración corporal con ropas holgadas tipo algodón.

1) Son útiles las lociones secantes si hay exudación o fisuras, así como emulsiones y bálsamos calmantes con propiedades regenerativas.
2) Suelen ser necesarios medicamentos tópicos como corticoides de poca potencia (sin oclusión), inmunomoduladores (tacrolimus, pimecrolimus), y en caso de infección añadida, antibióticos y/o antimicóticos.
3) Raramente se requieren tratamientos sistémicos ya que al tratarse de zonas de afectación reducidas la relación riesgo/beneficio pocas veces justifica su uso.
4) En cambio, puede ser muy útil la fototerapia, técnica física que utiliza la radiación ultravioleta para disminuir la inflamación propia de esta patología. Suele requerir varias sesiones semanales durante 1 o 2 meses y no suele ocasionar grandes efectos adversos.


Dra. Cristina Lázaro Trémul
Dermatóloga titular del Centro Dermabia.

[+] Volver al listado de Noticias

NOTICIAS

DERMABIA SOCIAL

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de nuevas ofertas y noticias interesantes.

 

SUSCRIPCIÓN A BOLETÍN

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de las últimas noticias de Dermabia.

Introduce el correo electrónico:

Se necesita un email válido.Email no válido.

CONTACTO

C/ San Vicente Mártir 4, 1º A
50008 Zaragoza

976 220 141

PERTENECEMOS A:

Dermus - Asociación de clínicas privadas de DermatologíaAEDV - Academia Española de Dermatología y VenereologíaSección

COMPAÑÍAS CONCERTADAS