NOTICIAS

PITIRIASIS VERSICOLOR

24-Ene-2017

La Pitiriasis versicolor es una infección superficial de la piel provocada por un tipo de hongos, concretamente por una levadura, llamada Malassezia (M. globosa, M. furfur…).
La Malassezia vive normalmente en nuestra piel formando parte de la flora saprófita pero en determinadas situaciones se vuelve patógena y origina esta dermatosis llamada Pitiriasis versicolor. Las situaciones de riesgo para que la levadura se vuelva virulenta, son el calor, la humedad, el exceso de grasa o seborrea, las defensas bajas, el embarazo, una nutrición deficiente, así como la administración de algunos medicamentos como los corticoides. Por ello, es más frecuente de ver en pacientes adolescentes, en el verano, en deportistas, en inmunodeprimidos, o encamados, entre otros.

Clínicamente se manifiesta en forma de pequeñas manchitas ovaladas de color rosa-pardo (0.5-1cm) cubiertas por una fina escama superficial que se hace más manifiesta cuando la raspamos (signo de la uñada). Estas manchitas van apareciendo próximas unas de otras en la misma zona, y van poco a poco diseminándose por el resto de la piel. La localización habitual de presentación es el tronco (escote, hombros, espalda) pero en ocasiones puede aparecer en la cara, axilas, pubis e ingles. No suelen picar ni dar síntomas salvo por su repercusión estética.

Es frecuente que las manchitas rosadas-pardas coexistan con otras similares pero de color blanco. Eso es porque el hongo altera la producción de melanina en la zona de piel afectada. No obstante, es una alteración reversible, es decir con el tiempo, exposición solar normal y tratamientos adecuados, la piel vuelve a tener su aspecto habitual.

Hay personas que tienen predisposición para padecer esta infección y no es raro encontrar pacientes en los que en todos los veranos sufren Pitiriasis versicolor.

Por ello, los dermatólogos recomendamos a los pacientes predispuestos medidas preventivas como secarse bien la piel después de las duchas, no reutilizar toallas ni ropa deportiva sin lavar con agua caliente, no compartir la ropa interior (por ejemplo entre hermanos), no abusar de ropas térmicas para hacer deporte (más recomendable tejidos de algodón), utilizar jabones de ducha antisépticos, etc.
El tratamiento suele consistir en la aplicación de jabones, geles o cremas antifúngicas durante varias semanas y en la toma de comprimidos antifúngicos en casos seleccionados (inmunodeprimidos), recurrentes y extensos.

Tras el tratamiento suelen persistir las manchitas blancas durante bastante tiempo, lo cual no significa que el paciente no se haya curado. Lo habitual es que hasta que no de de nuevo el sol en la piel, o se regenere ésta completamente, las manchitas no cojan color. El signo que indica que las lesiones no están activas, es el signo de la uñada. Es decir, si al raspar las manchitas con la uña ya no se descaman, significa que la infección ya está curada.

Aún así en casos recurrentes aconsejamos mantener el tratamiento tópico una vez por semana durante periodos largos o incluso asociar tandas cortas de tratamiento oral (en pastilla) durante varios meses.
Así mismo, si al paciente le ocasiona mucho problema estético podemos asociar sesiones de fototerapia con UVB (de banda estrecha)/UVA para que las manchitas adquieran antes su color normal.


Dra. Cristina Lázaro Trémul
Dermatóloga titular del Centro Dermabia.

[+] Volver al listado de Noticias

NOTICIAS

DERMABIA SOCIAL

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de nuevas ofertas y noticias interesantes.

 

SUSCRIPCIÓN A BOLETÍN

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de las últimas noticias de Dermabia.

Introduce el correo electrónico:

Se necesita un email válido.Email no válido.

CONTACTO

C/ San Vicente Mártir 4, 1º A
50008 Zaragoza

976 220 141

PERTENECEMOS A:

Dermus - Asociación de clínicas privadas de DermatologíaAEDV - Academia Española de Dermatología y VenereologíaSección

COMPAÑÍAS CONCERTADAS