NOTICIAS

Tengo una línea en la uña. ¿Qué debo hacer?

03-Nov-2017

La Melanoniquia es la pigmentación de la lámina ungueal en diferentes tonos de gris, marrón o negro. Una forma muy frecuente es la Melanoniquia longitudinal que consiste en la distribución del pigmento de forma lineal a lo largo del eje mayor de la uña. Y aunque en la mayor parte de las ocasiones no implica nada de riesgo, su presencia toma gran relevancia por ser uno de sus diagnósticos diferenciales el temido Melanoma ungueal. Por eso resulta de vital importancia, acudir al dermatólogo ante la presencia de cualquier mancha de pigmento en las uñas, para poder emitir un diagnóstico correcto.

El abordaje clínico de la Melanoniquia longitudinal consiste en evaluar si hay antecedentes familiares de melanoma, la exposición ocupacional del paciente, el tipo de actividad física que realiza, enfermedades, la toma de fármacos y por supuesto, el tiempo de evolución. Más importante aún es la valoración de la distribución del pigmento (homogéneo o irregular), el color y las bandas (diámetro).

Hay muchas causas que pueden originar Melanoniquia longitudinal. A continuación explicaré las más habituales.

Racial: no es infrecuente que personas de piel oscura presenten bandas de pigmento oscuro en las uñas, éstas progresan lentamente con el paso de los años.

Traumática: el traumatismo repetido sobre las uñas o bien un traumatismo fuerte sobre alguna de ellas pueden ocasionar hemorragias lineales e incluso hematomas que deben diferenciarse del Melanoma. Suelen ir desapareciendo conforme va creciendo la uña.

Por enfermedades cutáneas: diversas enfermedades cutáneas como la psoriasis, el liquen plano, la amiloidosis, entre otras, pueden cursar con alteraciones en la superficie de las uñas que simulen bandas de pigmento. También las verrugas víricas y algunos tumores ungueales pueden ocasionar bandas de pigmento lineal, entre ellos la enfermedad de Bowen, el epitelioma basocelular pigmentado y el onicomatricoma.

Por carencias vitamínicas: el déficit de algunas vitaminas como la B12 o el ácido fólico, pueden originar bandas azuladas-negruzcas.

Asociada a enfermedades: algunas enfermedades pueden asociar Melanoniquia longitudinal. Entre ellas algunas alteraciones endocrinas (enfermedad de Addison, síndrome de Cushing, el hipertiroidismo, acromegalia), infecciones como el VIH, el síndrome de Laugier Hunziker… En estos casos se acompañan de otros signos y síntomas clínicos propios de dichas patologías.

Embarazo: durante el embarazo y de forma fisiológica las hormonas producen aumento de la pigmentación en varias zonas del cuerpo, una de ellas las uñas. Estas manchas de pigmento desaparecen semanas-meses después del parto.

Onicomicosis: hay una variedad de hongos (Trichophyton rubrum) que pueden producir melanina y por lo tanto bandas de pigmento en las uñas. En este caso suele asociar alteraciones en las uñas como engrosamiento, resquebrajamiento etc. Además las bandas de pigmento suelen ser más anchas en el borde distal respecto al proximal. Un cultivo de uña daría la clave del diagnóstico.

Pigmento exógeno: a veces se introducen sustancias debajo de las uñas que pueden originar bandas lineales de pigmento. Ejemplo de ello, tatuajes de Henna, nicotina, tintes, nitrato de plata, etc.

Fármacos: gran variedad de medicamentos (quimioterápicos, inmunosupresores, antiinflamatorios, etc) pueden originar una melanoniquia longitudinal. Esta suele ser reversible una vez que se suspende la toma del medicamento (aunque la desaparición es lenta) y suele afectar a varios dedos a la vez.

Nevus y Melanoma: la melanoniquia longitudinal puede ser consecuencia de la presencia de un nevus e incluso de un melanoma. Lo más habitual es que sea lesión benigna (banda de pigmento marrón claro a negro longitudinal, regular, homogénea) pero debemos tener siempre presenta la pequeña posibilidad de que se trate de un melanoma. El melanoma podemos sospecharlo ante la aparición súbita de una banda de pigmento, no homogénea, especialmente en adultos de 40-60 años. Otros signos de sospecha de malignidad son cuando encontramos pigmentación en la piel circundante (zona de cutícula, dedo) o cuando la banda de pigmento asocia hemorragia-costra o cuando asocia ruptura de la lámina ungueal o bien cuando la banda de pigmento cambia rápidamente de color y aspecto.

Presentamos este tema por la importancia que tiene el hacer un correcto diagnóstico diferencial de la Melanoniquia longitudinal, sobre todo porque una de sus causas más temidas es el Melanoma maligno. Destacamos la importancia de acudir al dermatólogo ante la mínima presencia de una banda de pigmento en alguna uña, ya que un diagnóstico precoz permite un tratamiento temprano y por tanto, un pronóstico más satisfactorio.


Dra. Cristina Lázaro Tremul

Nº Col: 50/13153
Dermatóloga titular del Centro Dermabia

[+] Volver al listado de Noticias

NOTICIAS

0
OCTUBRE:

DERMABIA SOCIAL

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de nuevas ofertas y noticias interesantes.

 

SUSCRIPCIÓN A BOLETÍN

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de las últimas noticias de Dermabia.

Introduce el correo electrónico:

Se necesita un email válido.Email no válido.

CONTACTO

C/ San Vicente Mártir 4, 1º A
50008 Zaragoza

976 220 141

PERTENECEMOS A:

Dermus - Asociación de clínicas privadas de DermatologíaAEDV - Academia Española de Dermatología y VenereologíaSección

COMPAÑÍAS CONCERTADAS