Rejuvenecimiento facial y bioestimulación con factores de crecimiento plaquetario

El rejuvenecimiento facial mediante la utilización de factores de crecimiento plaquetarios, constituye un importante avance en la Dermatología, especialmente en la rama de Dermocosmética. Los dermatólogos también los utilizamos en patologías como la alopecia y en la reparación de cicatrices, estrías, quemaduras y defectos quirúrgicos, entre otros.

Esta técnica se basa en la bioestimulación y regeneración de la piel, con factores de crecimiento procedentes de las plaquetas (de la sangre). Éstos actúan estimulando los fibroblastos de la dermis, que son las células productoras del colágeno y del ácido hialurónico, entre otros. Además, tiene acción antioxidante por lo que ayudan a retrasar el envejecimiento de la piel provocado por agentes externos, tales como el sol, el tabaco, etc.

Sus efectos primordiales son:

• Aumento del grosor de la epidermis
• Recuperación de su consistencia elástica
• Mejoría de la revascularización
• Mayor tersura de la piel

Además, suponen una gran ventaja el hecho de que sean autólogos, es decir, extraídos de la sangre del propio paciente. Por ello, no producen alergia ni rechazo alguno.

¿Cómo obtenemos los factores de crecimiento plaquetarios?

Obtenemos una pequeña muestra de sangre del paciente en la misma consulta, que se procesa mediante centrifugación. Así, separamos la fracción de plasma donde se encuentran las plaquetas, que contienen en su interior los factores de crecimiento plaquetario. De esta manera, podemos extraerlos e infiltrarlos en la piel del paciente de forma casi inmediata (tiempo total aprox 45 min).

La técnica de aplicación es apenas molesta ya que inyectamos los factores mediante finas agujas, semejantes a las utilizadas en mesoterapia. No obstante, puede utilizarse crema anestésica previa para minimizar aún más la sensación de dolor.
Este tratamiento es beneficioso para todas las personas, desde muy jóvenes a muy mayores. Podemos utilizarlos para cualquier zona del cuerpo, principalmente cara, cuello, escote y manos, y no está contraindicado en verano.

Recomendamos realizar 3 sesiones (1/mes) para que los factores de crecimiento puedan estimular el tejido cutáneo. Los efectos de reparación aparecen con el paso de los días y aumentan a medida que éstos transcurren (no son instantáneos). Estos efectos se traducen en un incremento de la firmeza, tersura y luminosidad de la piel. Para mantenerlos, aconsejamos 1 sesión anual.
La regeneración mediante Plasma Rico en Factores de Crecimiento, es ideal para combinar con otras técnicas de rejuvenecimiento facial: Botox (si hay arrugas de expresión), luz pulsada (en manchas solares y venitas), rellenos con hialurónico (en surcos profundos) etc.

El uso combinado de técnicas es lo que logra SIEMPRE los mejores resultados y ofrece mayor satisfacción a nuestros pacientes.

DERMABIA SOCIAL

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de nuevas ofertas y noticias interesantes.

 

SUSCRIPCIÓN A BOLETÍN

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de las últimas noticias de Dermabia.

Introduce el correo electrónico:

Se necesita un email válido.Email no válido.

CONTACTO

C/ San Vicente Mártir 4, 1º A
50008 Zaragoza

976 220 141

PERTENECEMOS A:

Dermus - Asociación de clínicas privadas de DermatologíaAEDV - Academia Española de Dermatología y VenereologíaSección

COMPAÑÍAS CONCERTADAS