Tratamiento de Queloides

Una cicatriz queloide es aquella que alcanza un tamaño desmesurado y tiene además la tendencia de seguir creciendo en el tiempo, especialmente si se agrede localmente.
Además suele ser sintomática, ya que a veces pica e incluso duele con el mínimo roce.

Su tratamiento es complicado y suele requerir varias medidas:

1)    Locales: geles de silicona, parches reductores, cremas de corticoide, etc.

2)    En consulta: Infiltraciones periódicas de corticoides en la propia cicatriz para reducir su tamaño. Requiere varias sesiones mensuales según sea el tamaño del queloide.

3)    En consulta: Láser vascular  (Nd:Yag. IPL.) para coagular la vascularización que “alimenta”la cicatriz.

4)    En consulta: Láser ablativo (erbio fraccionado) para mejorar el aspecto de la cicatriz residual.

5)    En consulta: Cirugía de la cicatriz residual (en casos seleccionados).

La finalidad del tratamiento es conseguir reducir el tamaño del queloide hasta intentar dejarlo plano, atenuar su color rojizo, eliminar sus molestias y evitar que siga creciendo en el tiempo. No hay que olvidar que una cicatriz es una huella que permanece imborrable pero desde luego, los dermatólogos podemos mejorar su aspecto estético y clínico, en gran medida.

DERMABIA SOCIAL

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de nuevas ofertas y noticias interesantes.

 

SUSCRIPCIÓN A BOLETÍN

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de las últimas noticias de Dermabia.

Introduce el correo electrónico:

Se necesita un email válido.Email no válido.

CONTACTO

C/ San Vicente Mártir 4, 1º A
50008 Zaragoza

976 220 141

PERTENECEMOS A:

Dermus - Asociación de clínicas privadas de DermatologíaAEDV - Academia Española de Dermatología y VenereologíaSección

COMPAÑÍAS CONCERTADAS